Entiemporeal

Derechos de los indígenas son una prioridad


  • Promover la participación social organizada en el marco del reconocimiento a la naturaleza pluricultural de México.

Manuel Solis, Agencias.-

Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas se reunió en la ciudad de Pátzcuaro, Michoacán, el Primer Congreso Indigenista Interamericano. Dicha reunión derivó en un acuerdo donde se habló de concretar la creación del Instituto Indigenista Interamericano (III), a través de una firma de una convención para el establecimiento de un Instituto Nacional Indigenista en cada uno de los países participantes.

Dicho documento fue signado el 29 de noviembre de 1940 por los representantes de ocho países americanos y fue ratificado por el entonces presidente de la República Mexicana, Manuel Ávila Camacho el 29 de abril de 1941.

Fue unos años más tarde cuando el gobierno del presidente de México, Miguel Alemán, creó el Instituto Nacional Indigenista, el 4 de diciembre de 1948, dándole carácter de organismo descentralizado, con personalidad jurídica propia.

Entre sus funciones se encontraban: actuar como órgano consultivo de las instituciones gubernamentales y privadas, investigar la problemática y coordinar las medidas gubernamentales para el mejoramiento de las condiciones de vida de los pueblos indígenas, y emprender las obras que le encomendara el Ejecutivo.

Sin embargo, en el 2000 se presentó una iniciativa de reforma a varios artículos constitucionales, con la finalidad de plasmar en la ley fundamental del país los derechos de los pueblos indígenas y cumplir, asimismo, con los acuerdos establecidos con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Dicha reforma incluía, entre otras cosas, la desaparición del Instituto Nacional Indigenista y la creación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Después de casi tres años de negociaciones parlamentarias, el Congreso de la Unión aprobó la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y publicó el decreto presidencial de su creación el 21 de mayo de 2003, donde la comisión inició sus funciones formalmente el 5 de julio de 2003.

Como bien ha señalado en ocasiones reiteradas el senador con licencia, Manuel Velasco Coello, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, como organismo descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio, tiene la misión de coordinar, promover, y fomentar los programas y estrategias públicas para alcanzar el desarrollo integral de los pueblos indígenas.

Así pues, es bien sabido que una de las misiones del organismo descentralizado es formular e instrumentar la política gubernamental para la promoción y defensa de los derechos, así como para el desarrollo integral de los pueblos indígenas.

Ya el “Güero” Velasco ha dicho que dicho organismo busca promover la participación social organizada en el marco del reconocimiento a la naturaleza pluricultural de México, basado en la justa valoración de las culturas indígenas.

De esta forma, la CDI está conformada por una unidad de planeación y consulta, una unidad de coordinación y enlace, una coordinación general de administración y finanzas, una coordinación general de proyectos especiales, una dirección general de asuntos jurídicos y 24 delegaciones estatales.

Cabe señalar que en la actualidad el Instituto realiza proyectos de diversos tipos que van desde los puramente asistenciales hasta los tendientes a la generación de productos de exportación, pasando por los proyectos de procuración de justicia y los tendientes a promover el respeto y valoración de las raíces culturales de los grupos indígenas.

Deja tu Comentario


1 + = 3